Los reptiles acuáticos del jurásico

Los reptiles acuáticos del jurásico

El Jurásico fue un período ideal para los animales marinos: surgieron formas parecidas a los calamares, a las sepias, a los tiburones y a las rayas. Aparecieron también vastas extensiones de barreras de coral. En la segunda mitad de este período entre los reptiles acuáticos del jurásico se extendieron los Plesiosaurus, que tenían el cuello y la cola muy largos y el cuerpo y la cabeza pequeños, y los Ictiosaurios, también de grandes dimensiones.

Geosaurus

El Geosaurus, o «lagarto de tierra», tenía dos pares de aletas natatorias con forma de espátula y una larga cola que terminaba en una aleta en posición vertical. Era un reptil acuático del jurásico adaptadísimo a la vida acuática, en particular a la marina. Su largo y fino morro escondía numerosos dientes puntiagudos. Medía 3 metro de largo y pesaba 200 kilos.

Ichthyosaurus los temidos reptiles acuáticos del jurásico

Este Ictiosaurio es el animal prehistórico mejor conocido, pues de él se han encontrado centenares de esqueletos. Su cabeza alargada tenía un pico con numerosos dientes muy afilados, con los que capturaba los peces y las sepias de los que se alimentaba. Respiraba a través de unos orificios nasales situados en la parte superior del pico.

Su cuerpo medía 2 metros de largo y terminaba en una cola con forma de media luna que usaba para impulsarse con fuerza en el agua. Tenía una aleta sobre el lomo, parecida a la de los tiburones. Las hembras eran ovovivíparas, es decir, gestaban los huevos que llevaban en su interior hasta su eclosión. Pesaban cerca de 150 kilos.

fossil de reptil marino Ichthyosaurus

Plesiosaurus, un reptil acuático de mas de 250 kilos

La forma hidrodinámica del Plesiosaurus era ideal para alcanzar grandes velocidades. Su cuello, que sostenía una cabeza pequeña, era muy largo. El cuerpo de estos reptiles acuáticos del jurásico se estilizaba hasta terminar en una cola corta. Sus cuatro aletas podían moverse en todas direcciones Se alimentaba de pequeños peces y calamares, que masticaba con sus dientes cónicos y afilados. Medía 2,5 metros de largo y pesaba 250 kilos

Plesiosaurus-reptil-acuatico-del-jurasico

Metriorhynchus un reptil marino evolucionado de un cocodrilo

La evolución llevó a este cocodrilo, que como los otros reptiles terrestres había vuelto al agua, a transformar sus cuatro patas en aletas natatorias con forma de cortas paletas palmeadas. Era un predador grande y rápido, de 3 metros de largo y que pesaba 300 kilos. La cola terminaba en una aleta que le permitía desplazarse ágilmente en el agua. El morro de estos reptiles acuáticos del jurásico, largo y puntiagudo, tenía unas mandíbulas con dientes cónicos y afilados. Se alimentaba de peces.

Metriorhynchus dinosaurio marino

Tienda de dinosaaurios marinos de juguete schleich


Puedes comentar con Facebook