Clases de dinosaurios: Baryonyx

Baryonyx walkeri

Baryonyx fue un dinosaurio teropodo espinosaurido que vivió a mediados del Periodo Cretacico actualmente Europa y África. El descubrimiento de Baryonyx causó una gran sensación, era un gran dinosaurio carnívoro, hasta entonces desconocido dotado de una garra gigante de aproximadamente 33 centímetros que se cree que la usaba para pescar peces la cual se cree que era su principal comida.


Taxonomía / clasificación: Baryonyx

  • Género / Especies: Baryonyx | Baryonyx walkeri
  • Etimología: Garrapesada, debido a sus enormes garras.
  • Orden: Theropoda: Tetanurae: Spinosauridae
  • Suborden: Theropoda
  • Familia: Spinosauridae
  • Superfamília: Megalosauroidea
  • Estado de conservación: Extinto [EX]
  • Localización Global: Surrey (Inglaterra). La Rioja y Burgos (España)
  • Rango temporal: Cretácico inferior: Barremiense
  • Estado de conservación: Extinto [EX]
  • Alimentación / Dieta: Carnívoro
  • Longitud: 10 metros
  • Altura: 3 metros
  • Peso aprox: 1.700 kilogramos
  • Hallazgo / Yacimiento: Baryonyx Charig & Milner, 1987. Se han descubierto fósiles en Inglaterra, Portugal y África Occidental.





El Baryonyx era un feroz dinosaurio de gran tamaño que sembró el terror por ser el teropodo carnívoro mas grande de su periodo. Las medidas actuales mas recientes del Baryonyx desvelan una longitud de 9.5 metros aproximadamente, era enorme, este monstruo llegaba aun un peso que rondaba las 2 toneladas.

Ademas la gran mayoría de los fósiles de este dinosaurio indican que no son de un ejemplar adulto, por lo que es posible que pudiera ser mas grande de lo que se piensa.

Rasgos de cocodrilo

Su cráneo y sus mandíbulas largas y planas presentan rasgos propios de los cocodrilos. El cráneo tenía el doble de dientes que muchos de sus parientes: poseía 64 piezas en la mandíbula inferior, y 32 piezas de mayor tamaño en la mandíbula superior.

Baryonyx

La hendidura que presentaba cerca del morro es un rasgo cocodriliano, probablemente diseñado para detener a las presas que intentaran escapar. Tenía una pequeña cresta en la parte superior de la cabeza.

Una enorme garra asomaba en un pozo de arcilla

En 1983, William Walker encontró una enorme garra sobresaliendo de un pozo de arcilla cerca de Dorking, en el condado de Surrey (Inglaterra), Como cazador de fósiles aficionado, sabía que un elemento de este tipo de 30 cm (12″) de longitud era algo especial.

Finalmente, se encontró en el yacimiento un esqueleto casi completo de una nueva especie de dinosaurio, al que se le dio nombre en homenaje a su descubridor. El Baryonyx walkeri es una especie poco común debido a que es uno de los pocos dinosaurios no aviares que se piensa que se alimentaban de peces, posiblemente situándose en las riberas de los ríos y sacándolos del agua con su enorme garra, de forma similar a como algunos osos capturan salmones en la actualidad.

Características de Baryonyx walkeri

Fue recuperado alrededor del 70 por ciento del esqueleto, incluyendo una parte de especial importancia: su cráneo, que es vital para poder elaborar una representación detallada del aspecto del animal y de su estilo de vida.

Baryonyx

Una vez que el Baryonyx fue clasificado, diversos restos que se habían atribuido originalmente al Suchosaurus, de caracte­rísticas muy similares, fueron asignados a la nueva especie.

El esqueleto podría pertenecer a un ejemplar sin desarrollar por completo, por lo que las medidas de los animales adultos podrían haber sido superiores a las indicadas, alcanzando longitudes de hasta 12 m y pesos de hasta 3.600 kg .

Brazos y patas

Sus largos y fuertes brazos apuntan hacia la posibilidad de que el Baryonyx pudiera caminar sobre sus cuatro patas, lo que le convertiría en el único terópodo conocido con esta característica.

Garras curvas, en forma de cimitarra

Cada uno de sus miembros delanteros terminaba en una garra curva, en forma de cimitarra, de 30 cm  de longitud. Probablemente utilizara esta garra que poseía en su pulgar para ensartar y sacar a los peces del agua, al igual que los osos pardos de Norteamérica. Podría haberse situado al borde del agua, listo para saltar con sus potentes piernas.

Esta enorme cuchilla también le habría sido útil para hurgar entre los restos de animales muertos, ya que parece probable que el Baryonyx también buscara carroña como fuente de alimento en las llanuras y deltas de las regiones que actualmente forman el norte de Europa

Mandíbulas de cocodrilo

El Baryonyx tenía unas mandíbulas parecidas a la de los cocodrilos, parece una mutación entre el gavial y las mandíbulas de los caimanes. Los dinosaurios  carnívoros como el Tyrannosaurus solían tener la cabeza corta y muy ancha, con fuertes mandíbulas, pero a diferencia de estos la del Baryonyx era diferente alargada y plana, con algunas protuberancias en la coronilla.

Su mandíbula presenta más de 100 dientes, cónicos y curvados, muy diferentes a los habituales en los dinosaurios carnívoros, pero comunes entre animales que se alimentan de peces.

Vertebras y cuello

Las vértebras cervicales son largas, por lo que debía tener un largo cuello. Las vertebras dorsales no tienen espinas altas, por lo que no debió presentar la vela dorsal que tuvieron sus parientes gondwánicos (incluido el espinosaurio representado en la tercera parte de «Parque Jurásico»).

Clases de dinosaurios: Baryonyx

Su cuello era largo, recto y menos flexible que los cuellos en forma de «S» de la mayoría de los terópodos.

Perseguía a sus presas.

El dinosaurio Baryonyx fue reconstruido a partir de las evidencias de sus vértebras. Como en muchos carnívoros de formas semejantes, la cola del Baryonyx era más estrecha en la punta, y la usaba para equilibrar su cuerpo en carrera y al erguirse sobre sus dos patas para perseguir presas.

Rasgos de espinosaurido

Baryonyx es un representante de los espinosáuridos en Europa. Presenta dos elementos muy característicos: una enorme garra en el primer dedo de la mano y un cráneo relativamente semejante el de los cocodrilos modernos

Alimentación

Los restos fosilizados de comida del estómago contenían escamas y huesos de peces, además de restos de un Iguanodon, por lo que también se alimentaba de carne que no era de peces.


Puedes comentar con Facebook