Sellosaurus

Sellosaurus

El Sellosaurus fue un prosaurópodo herbívoro de tamaño medio, que podría haberse alimentado de las primitivas coníferas de los desiertos triásicos europeos. Era un animal torpe al que le pesaba mas la parte trasera que la delantera y que vivió hace aproximadamente 210 millones de años, en el Triásico superior


Taxonomía / clasificación: Sellosaurus

  • Género / Especie: Sellosaurus gracilis
  • Etimología: Lagarto montura, debido a la forma de montura de parte de su espina dorsal
  • Localización Global: Alemania
  • Rango Temporal / Era: Triásico
  • Estado de conservación: Extinto [EX]
  • Orden: Saurisquios
  • Familia: Plateosaurios
  • Alimentación / Dieta: Herbívoro
  • Altura aprox: 1,7 metros
  • Longitud aprox: 6,5 metros
  • Peso aprox: 400-900 kilogramos
  • Hallazgo / Yacimiento: Fue descuibierto por Von Huene en Nordwürttemberg (Alemania) en el año 1905.





El Sellosaurus gracilis era un Saurisquio de la familia de los Plateosaurios del que se han encontrado más de 20 esqueletos en Nordwürttemberg (Alemania).

Sellosaurios

Características de Sellosaurus

El Sellosaurus poseía un gran abdomen, por lo que se hubiera encontrado mucho más cómodo sobre cuatro patas, pero era capaz de erguirse sobre sus patas traseras, probablemente para correr. Arrancaba las hojas de las ramas con sus dientes serrados, era capaz de alimentarse de materia vegetal, y probablemente poseyera carrillos para evitar que el alimento se saliese de su boca.

Garras para defenderse

Al igual que ocurre con otros prosaurópodos, poseía un pulgar con garra que podría haber utilizado para defenderse o para enganchar las ramas y poner las hojas a su alcance, pero la principal diferencia eran las vértebras de su cola, que presentaban una forma poco habitual.

Cola ancha y aplanada

Al contrario que otros prosaurópodos, las vértebras de la cola son anchas y planas, como una silla de montar, siendo esta forma la que da nombre al Sellosaurus.

Cola larga para apollarse

El Sellosaurus podría haber sido capaz de apoyarse sobre su larga cola, de manera que hubiera podido sostenerse sobre sus patas traseras para alcanzar el follaje alto.


Puedes comentar con Facebook